Seguinos en Facebook Instagram Twitter
Muy Nublado Muy Nublado27 °C

Policiales

Resultaron detenidos tras agredir a otro sujeto

Imagen de Resultaron detenidos tras agredir a otro sujeto

Durante la madrugada de este domingo y siendo aproximadamente las 2 AM, personal policial que se encontraba realizando controles de comercios en conjunto con la Guardia Urbana Municipal (GUM), procedió al arresto de dos masculinos mayores de edad. Así lo informó para Extremo Diario el inspector de 8va zona Sergio Zeballos.

Según precisó, se trata de un individuo con domicilio en General Lagos y otro radicado en San Nicolás; los cuales “habrían agredido con golpes de puño a otro masculino mayor de edad en el interior del Bar Zaba de calle San Martín e Hipólito Yrigoyen”.

Estos sujetos fueron trasladados a la comisaría 27ma y quedaron a disposición de la justicia.

Desde el bar

El titular de Zaba, dialogó telefónicamente con este medio y brindó declaraciones de lo que pudo saber mientras se abocaba prácticamente al cierre de la jornada. Dijo que al momento de la cobranza de las mesas y previo al cierre de horario; pudo observar que se generó un tumulto que no duró más de 25 segundos y que, aparentemente, por lo que luego le llegó, fue una discusión entre chicos de General Lagos y de Arroyo Seco. Dijo que algo pasó en el baño y que hubo una corrida que, posteriormente, se enteró que terminó “delante de Roma”. Es decir, en la esquina de Belgrano y Sarmiento.

El dueño de este bar no pudo aportar nada más al respecto. No obstante, colaboró con la información que tenía y que le habían hecho llegar.

“Fue una batalla campal”

Fue la frase con la que coincidieron vecinos de la zona centro que sumaron sus comentarios a través de mensajes, audios y comentarios por redes sociales.

Hay versiones que indican que no solo se trató de una discusión en un bar, sino que se trenzaron en una gresca varios jóvenes a la altura de Belgrano al 800, casi intersección con Sarmiento.

Hasta allí arribaron varias unidades policiales y de la GUM. Primeramente, eran alrededor de 30 chicos y luego el número parece que se triplicó. Se escucharon detonaciones a fin de poder disuadirlos y, todo indica, que fue muy complicado lograr que se dispersen.

 

Comentar

Archivo de Noticias