Seguinos en Facebook Instagram Twitter
Tempestad Tempestad15 °C

Le ganó al COVID-19: La milagrosa recuperación del Dr. Claudio Concetti

Estuvo dos meses en la UTI del Sanatorio Británico y el sábado pasado volvió a su casa tras superar los peores pronósticos.

Imagen de Le ganó al COVID-19: La milagrosa recuperación del Dr. Claudio Concetti

Cuando el COVID-19 comenzaba a dar tregua en cantidad de infectados y llegaban las primeras vacunas en enero, se supo que el médico de nuestra ciudad Claudio Concetti de 58 años tenía COVID y estaba grave.

Su esposa, Analía Francesio contó que comenzó a tener síntomas leves por la tardecita a los tres días de ponerse la primera dosis de la vacuna Sputnik V, por lo que pensaron que era propio de la inoculación, pero como el malestar persistió, empezaron a sospechar que podría haberse contagiado los días previos en los efectores de salud de la provincia de Buenos Aires donde trabaja desde hace muchos años.

“Claudio trabajó durante todo el año de pandemia, en Pilar, en Chacabucho, en Pergamino, como jefe de guardia y consultorio, en cirugías, tratando de cuidarse todo lo posible. Le hacían anticuerpos una vez al mes y siempre le dio negativo”, contó.

A los 10 días comenzó con falta de aire y lo llevaron a hacerse unos estudios. Los resultados indicaban que no tenía un nivel alto del virus en sangre, por lo que volvió a su casa, pero el cuadro no mejoraba y de a poco comenzaba a empeorar. En esos días fue fundamental el contacto constante con la Dra. Luciana Lucente que controló la saturación y decidió internarlo en Clínica Martins cuando requirió una leve asistencia de oxígeno.

“Claudio entró a la clínica y Carlitos (Dr. Lucente) me dijo de entrada que si las cosas no le gustaban lo iba a trasladar. A los 3 días gracias a Dios decidió trasladarlo, y le consiguió una cama en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) del Sanatorio Británico, cosa que había sido difícil de conseguir en esos días”.

El 26 de enero fue trasladado a Rosario, y a los pocos días tuvieron que intubarlo, inducirlo a un coma farmacológico durante 18 días en los que tuvo un “estado crítico, extremo, grave, gravísimo”. Empezó con fallas renales, tuvieron que conectarlo a diálisis, de ahí lograron hacer una traqueotomía para despertarlo, pero siguió con respirador más de 50 días, hasta que, en un momento, “cerca de su milagrosa recuperación”, los riñones volvieron a funcionar y con eso todo el cuadro mejoró.

“Lo pasaron a sala, estuvo 5 días y después vino la hermosa noticia de que puede estar en casa. Desde el sábado 27, Claudio está con toda su familia, recuperándose de esto tan terrible, que afecta de una forma arrasadora, te deja sin fuerzas, con una debilidad muscular extrema, después de muchos días de terapia, de no poder alimentarse por vías naturales, ahora es una persona que necesita mucha rehabilitación, pero ya estamos en ese camino, con un horizonte diferente, recibiendo el amor de todo el mundo, y agradeciendo infinitamente, le queda un camino importante pero tiene muchas fuerzas y nunca dejó de tener las ganas de vivir que tiene, por eso está donde está, gracias a Dios, a las oraciones de gente que nos conoce y gente que no nos conoce, a Luciana y a Carlitos, y a los médicos y enfermeros del sanatorio Británico. Cuando vimos la alegría y la emoción con la que lo despedían del sanatorio para irse a su casa, terminamos de entender la gravedad de lo que había sucedido”.

Claudio Concetti y familia agradece desde lo más profundo del corazón a Luciana y Carlos Lucente y su equipo de profesionales, a la empresa AMAS y a todos aquellos grupos de oración que sin descanso oraron por su vida, a cada amigo, conocido, vecino paciente que con fe inquebrantable ha rezado sin pausa durante estos dos meses. A todo aquel que en una oración lo ha mencionado, aún sin conocerlo, sabemos que fueron muchos, el agradecimiento será eterno y el deseo de que estas Pascuas sean de verdadera resurrección y que la salud los acompañe a todos.

Fuente: La Posta Hoy, edición 728

Comentar

Archivo de Noticias