Seguinos en Facebook Instagram Twitter

Triquinosis

Cinco integrantes de una familia contrajeron triquinosis

Mauricio Bachieca, su esposa Daniela Boni y sus tres hijos; fueron diagnosticados con triquinosis. La enfermedad avanzó en ellos tras consumir “un salamín fresco” que compró en la ciudad y admitió que le llamó “poderosamente” la atención porque sabe que es una fábrica conocida. Ahora están con el tratamiento pertinente y con seguimiento médico.

La inflamación en el rostro como uno de los principales síntomas.

La inflamación en el rostro como uno de los principales síntomas.

Hace algunos días, este medio accedió a una entrevista con Mauricio Bachieca, quien contó la incómoda situación que están atravesando como familia. Relató que todo tuvo inicio la semana pasada y que el más afectado resultó ser él por los síntomas severos que vino padeciendo. Todo comenzó en él y en su esposa con hinchazón en los ojos, en primera instancia pensaron que se trataba de conjuntivitis, comenzaron a aplicarse gotas en los ojos, pero la inflamación continuaba y se fue agravando.

En su caso contó que le levantó fiebre el viernes y el rostro para esa noche y fin de semana ya lo tenía deformado. Hizo consulta con profesionales médicos de la ciudad, pero ya sin aguantar más, el domingo viajó hasta Rosario donde recibió las primeras atenciones. Ante la gravedad del caso, los médicos que lo vieron, le encomendaron que saque turno con un infectológoco. Para ese momento, el diagnóstico precoz era el de triquinosis. Así fue que el martes volvió a viajar a Rosario, fue atendido tanto él como su mujer por una infectológa, le tomaron muestras de sangre y además hay que decir que también, como parte del protocolo obligado, los hisoparon. Se aguardaba al cierre de esta edición el resultado de los análisis de sangre, pero en un 99% ya sabían que estaban con triquinosis.

En cuanto a los hijos de ambos, que tienen 19, 17 y 13 años; también revistieron síntomas. La inflamación del rostro, el principal signo. Ellos ya están con seguimiento de parte de la Dra. Silvia Maiorano y también atenta a los adolescentes la Dra. Luciana Lucente. Ya están, al igual que Mauricio y Daniela con paracetamol para el control de la fiebre, pero también con una medicación más que es para el tratamiento específico de la triquina. Mismo medicamento que iban a comenzar a suministrarle a los adultos de la casa.

“Lo que la gente tiene que tener en cuenta es que los síntomas son muy compatibles con covid, entonces todo el mundo que cae, los atienden por covid. Presten atención principalmente a la inflamación de la cara, que se desfigura la parte de los ojos, toda la cara completa, la mandíbula, hay un edema muy importante en la cara. Lo que es un dato muy característico de la triquinosis”, pronunció Mauricio durante su charla con La Posta Hoy y agregó a sabiendas de que es un proceso difícil en el que recién comienzan a transitar: “la triquinosis, una enfermedad larga, dolorosa y bastante molesta”. De hecho, hace unos 45 días atrás ya tuvo covid y mencionó que los dolores musculares, la variable en cuanto a la fiebre, el agitarse hasta al hablar, no se comparan con lo que fue para él su cuadro de coronavirus oportunamente. “Esto es peor”, dijo.

Consumieron salamín

Además de él y los miembros de su familia; también resultó contagiada la novia de uno de sus hijos. Mauricio Bachieca dijo que casualmente una tarde cortó un “salame fresco” para compartir y todos probaron; y que esto fue hace ya unas dos semanas atrás.

Incluso mencionó que otros dos conocidos; también consumieron la misma marca de chacinado. Pero que desconoce dónde lo compraron ellos. En su caso, aseveró haberlo comprado en la propia fábrica que es de Arroyo Seco.

Dijo también que el lunes llamó al dueño de la elaboradora de embutidos para ponerlo al tanto de lo que les había ocurrido y que este le “nombró los tres frigoríficos donde compra la materia prima” para la elaboración. Los cuales, por la experiencia de Bachieca en cuanto al manejo de la carne, señaló que se trata de firmas conocidas.
Admitió que todo lo que pasó “le llamó poderosamente la atención” y se limitó a mencionar el nombre del dueño de esta fábrica como así también el nombre comercial que llevan estos chacinados porque “como nos dijeron a nosotros, no es que hagan mal las cosas, sino que por ahí puede fallar algún análisis por el estilo”.

Comentar

Archivo de Noticias