Seguinos en Facebook Instagram Twitter
nubes nubes 18°C

Locales

Robo de canillas de bronce: Un problema que no da tregua a los vecinos

Imagen de Robo de canillas de bronce: Un problema que no da tregua a los vecinos

El robo de canillas de bronce se ha convertido en un problema recurrente en varios barrios de la ciudad, y los vecinos ya están hartos de la situación. Uno de los afectados es Lucas Matteo, titular de la Ferretería Belgrano, ubicada en la calle Belgrano al 1100. Esta mañana, al abrir su negocio, se encontró con una desagradable sorpresa: una pérdida de agua, causada por el robo de una canilla de bronce.

"No es solo la canilla, sino el daño que hicieron", relató Matteo visiblemente molesto. "Tengo la ferretería y siempre viene gente a comprar canillas porque se las roban. Y ahora me pasa a mí. Me levanté y vi que faltaba la canilla de bronce, pero lo peor es el daño que hicieron. Llamé a un plomero para que soldara la canilla, y me la quebraron de raíz, y ahora tengo que romper toda la pared."

Matteo explicó que su pared está hecha de ladrillos decorativos, y que tendrá que romper varios de ellos para reparar el daño. "Se me quebró el caño que se mete en la pared, y ahora tengo que sacar todos los ladrillos y romper la pared para repararlo. Es una locura. Más que nada, quiero que esto salga a la luz para que la municipalidad, la parte de seguridad y la policía hagan algo al respecto. No puede ser que todos los días estén robando canillas por todos lados", insistió.

El comerciante viene notando un aumento en la venta de canillas de bronce en su ferretería, un claro indicio de que no es el único afectado por estos robos. "A todo el mundo que viene a comprar una canilla le digo que haga la denuncia en la radio, porque no puede ser que esto siga así. La policía no hace nada, la municipalidad no hace nada. No puede ser que los ladrones estén caminando por la calle como si nada y nosotros tengamos que lidiar con estos problemas."

Matteo también describió el procedimiento que los ladrones utilizaron para robar la canilla de su negocio. "Le hicieron palanca y me quebraron todo. Estaba dura, no se podía sacar fácilmente, pero ellos lograron hacerlo y me rompieron toda la pared. Ahora tengo que cerrar el agua, romper la pared y soldar el caño. Es un desastre, una locura."

Este incidente no es un caso aislado. Varios vecinos de la zona han reportado robos similares, y la falta de acción por parte de las autoridades ha generado una creciente frustración entre los residentes. Matteo espera que al hacer pública su situación, las autoridades locales se vean obligadas a tomar medidas más efectivas para prevenir estos robos y proteger a los vecinos.

"Más que nada, quiero que esto quede registrado y que hagan algo al respecto", concluyó Matteo. "No puede ser que nadie haga nada. La policía debería hacer más recorridos, la municipalidad debería tomar cartas en el asunto. Esto tiene que terminar."

Noticias Relacionadas

Comentar

Archivo de Noticias