Seguinos en Facebook Instagram Twitter
Tormentas Tormentas17 °C

Policiales

Detuvieron a un policía con una vaca en el baúl

En un control de rutina de Gendarmería, se detectó que en el baúl de un auto llevaban una vaca.

En un control de rutina de Gendarmería, se detectó que en el baúl de un auto llevaban una vaca.

En un control de rutina de Gendarmería, se detectó que en el baúl de un auto llevaban una vaca. Uno de los detenidos terminó siendo Sargento de la Policía que pasó a disponibilidad.

La Gendarmería detuvo en Goya a un agente de la policía provincial, cuando conducía un automóvil en el que llevaba -en el baúl- una vaca a la que había matado de un disparo, informó la Policía.

El procedimiento fue realizado el lunes, en ho­ras de la madrugada, a las 3 aproximadamente, cuando la Gendarmería realizaba un control de rutina en la Ruta nacional 12 a la altura del paraje Itacurubí, distante unos 70 kilómetros al este de Goya, donde circulaba un Chevrolet Corsa con tres ocupantes, quienes mostra­ron un cierto nerviosismo, por lo que se procedió a re­quisar el rodado. Es así que en el baúl del vehículo se encontró un animal vacuno, que presuntamente había sido muerto pocos minutos antes de un disparo en la ca­beza.

Al no poder cons­tatar la propiedad del animal se proce­dió a la detención de los tres sujetos, de los cuales, en ese momen­to, se pudo constatar que uno de ellos era un sargento de la Policía de Corrientes, de apellido Varela, y todos oriundos de la ciudad de Goya.

En un principio los agen­tes de la Gendarmería ini­ciaron el sumario, y lo ac­tuado fue alcanzado a la co­misaría de Colonia Carolina, por cuestiones de jurisdic­ción, quienes a su vez pasa­ron la causa al Priar de Goya, ya que se trata un delito de abigeato.

Un medio goyano informó que el uniformado ya habría tenido algunos problemas de conducta hace dos me­ses. Había sido sorprendido hurtando combustible en un campo. Varela prestaba servicio hasta el momento en la comisaría de Colonia Pando, y fue pasado a dispo­nibilidad, mientras se inicia una investigación interna que podría terminar posi­blemente en su expulsión, aunque las fuentes consulta­das fueron cautas: “Se tiene que probar todo, y eso lleva tiempo”.

Se procedió al secuestro del rodado, y se pudo saber que el animal había sido sus­traído de un campo de la lo­calidad de Colonia Carolina. El mismo había sido muerto con un disparo de la pistola 9 mm del agente policial.

Los tres acusados se en­cuentran alojados en la co­misaría de Colonia Carolina, por disposición de la Justi­cia.

Fuente: Info Mercury Medios

Comentar