Seguinos en Facebook Instagram Twitter
Soleado Soleado12 °C

En 30 días se quemaron en las islas el equivalente ´a dos canchas de fútbol´

La ONG "Paraná no se toca" relevó que en el último mes, aún en medio de la pandemia, se quemaron 23 km2 "por los incendios intencionales para la ganadería".

Descontrol. Los incendios se propagan en las islas, año tras año, sin que aparezcan soluciones efectivas.

Descontrol. Los incendios se propagan en las islas, año tras año, sin que aparezcan soluciones efectivas.

El fuerte olor a humo invadió la región por los reiterados incendios en las islas entrerrianas. La bajante, la sequía y la falta de controles aumentan las condiciones para que crezcan los incendios intencionales que según la ONG “Paraná no se toca” en el último mes alcanzaron los 23 km2.

“En el relevamiento de los últimos 30 días, es decir en plena cuarentena cuando supuestamente no se podían realizar actividades, ha habido 23 km2 de quema por incendios, para ser gráficos es el equivalente al tamaño de dos canchas de fútbol profesional”, precisó Romina Araguas, abogada de la ONG “Paraná no se toca”.

“La bajante del río hace que exista mucho pastizal seco y eso da lugar a que existan fuegos intencionales para la ganadería”, lamentó Araguas en declaraciones al programa “El primero de la mañana” de LT8 y dijo que “por la poca cantidad de tiempo, el daño es bastante significativo” .

Si bien la extensión de las islas es muy grande ya que son 67 mil km2, las consecuencias de los incendios se sienten en Rosario de acuerdo a las condiciones del viento y es por eso que desde este fin de semana se sintieron en la ciudad.

Los humedales se ven dañados en cualquier lugar donde se propague el fuego, pero se hace visible muchas veces por las condiciones meteorológicas. “Incluso sucede que cuando se apaga el incendio, se vuelve irrespirable”, señaló.

“Mientras siga la sequía se dan condiciones para estos incendios, no se están viendo los controles que había en febrero y es una verdadera catástrofe ambiental”, agregó.

Araguas recordó que a principio de año se habían reunido el intendente con las autoridades del Plan de Manejo del Fuego, “pero las estrategias no tuvieron continuidad y se ve lo que pasa ahora”.

Las molestias que genera el humo se suman a los problemas que justamente genera “una pandemia que tiene que ver con algo respiratorio”, dijo para recordar que “desde lo ambiental se están destruyendo los humedales”.

Comentar