Seguinos en Facebook Instagram Twitter
Principalmente Nublado Principalmente Nublado12 °C

Testimonio

Román De Cristófano tras el allanamiento en su casa: “Me soltaron porque no encontraron nada porque yo no tenía nada que ver”

Dio la cara. Román De Cristófano se llegó a Radio Extremo para dar su versión.

Dio la cara. Román De Cristófano se llegó a Radio Extremo para dar su versión.

El martes por la tarde fue sorprendido por personal de la DDI de Ramallo y de la PDI Rosario en su domicilio. La policía arribaba con una orden de allanamiento por una causa vinculada a estafas con tarjetas de crédito, su coche había quedado filmado por una cámara de Ramallo y buscaban su auto y material para la investigación.

Román, tiene 36 años y el jueves por la mañana se acercó a los estudios de Radio Extremo 106.9 donde relató cómo fue el hecho por el cual la policía llegó a su casa de Libertad al 100.

Dijo que hace algunos meses, una persona con la cual no tiene amistad y que simplemente conoció en este último tiempo, le pidió que lo lleve a hacer un recorrido por San Nicolás.

Como estaba escaso de efectivo, decidió acceder a este pedido. Este sujeto le pagó el gas y le dio algo de dinero, tan solo por llevarlo.“El tipo se bajaba y yo no sé qué hacía. Por ahí aparecía con ropa que había comprado”, “Yo hacía de chofer, como un remis”, contó.

En la casa y durante el procedimiento del martes, se llevaron no solo su vehículo – Chevrolet Astra color negro – sino una escopeta “que yo la tenía de cuando cazaba a los 17 años” y un revolver que “no es calibre 22 como dijeron, sino que es una reliquia que yo tenía”, describió.

“Para mi tenían que justificar el allanamiento y se tenían que llevar a alguien”, afirmó Román que esa misma tarde fue trasladado a la PDI Rosario donde lo ficharon y luego le dijeron que se podía ir. Para las 10 de la noche ya estaba nuevamente en libertad, estaba lloviendo y lo “largaron” solo. En el bolsillo de su pantalón tenía la SUBE y algo de efectivo que su esposa le había dado antes de que lo saquen de su hogar. Como fue a una parada de colectivos y no pasaba ningún transporte público, decidió parar un taxi y así regresó a Arroyo Seco ese mismo día.

Ahora está en tramitaciones para conseguir un abogado de Buenos Aires para que lo patrocine y también para poder recuperar su automóvil que le fue trasladado a San Nicolás.

Se defendió de cualquier tipo de acusación en su contra y volvió repetir que solo accedió a llevar a este otro individuo y que jamás sospechó de lo que esta persona hacía. También admitió que a casi 48 horas después de lo que le pasó, todavía no pudo ir a la casa de su madre, la cual también fue allanada esa tarde en busca de no sabe qué. “Siento una vergüenza terrible”, confesó. Y en este sentido explicó que al ver la gente de Arroyo Seco todo ese despliegue en su casa no es nada agradable, más por sus hijos y su familia a la cual les hizo pasar un mal momento sin saber que estaba, presuntamente, implicado en algo de lo cual no estaba ni enterado.

Por último, recalcó que no sabe de dónde sacaron que “se disfrazaban de médicos” para robar en los efectores de salud y también volvió a repetir que “no le encontraron nada porque realmente él no tuvo nada que ver”. Mientras que respecto a la identidad de la persona que, supuestamente, cometía las estafas, era de Rosario, vivió en Arroyo Seco y todavía se encuentra prófugo.

Fuente: La Posta Hoy, edición 637

Comentar