Seguinos en Facebook Instagram Twitter
Soleado Soleado11 °C

Policiales

Llegó de trabajar y se encontró con que le habían llevado lo poco que tenía

Imagen de Llegó de trabajar y se encontró con que le habían llevado lo poco que tenía

Su nombre es Rafael Vivas, tiene 36 años y desde finales del año pasado está viviendo en una casa detrás del cementerio San Roque. Su hogar es precario, cuenta con agua potable gracias a un vecino, no tiene cocina ni garrafa, sino que hace fuego con un brasero y tampoco tiene luz eléctrica.

En la actualidad trabaja en la ciudad de Rosario como mecánico, pero debido a la pandemia, recién esta semana pudo volver a la rutina. Durante estas últimas semanas estuvo subsistiendo mediante la colaboración de vecinos y amigos.

Ayer, al regresar de Rosario se encontró con que personas desconocidas habían entrado a su casa. “Llegué y tenía todo abierto, me llevaron mercadería, frazada, campera, un televisor, un equipo de música, herramientas”, detalló.

Tras advertir lo ocurrido solicitó presencia policial, hizo la denuncia y esta mañana PDI estuvo en el lugar.

No hay datos sobre las identidades de los ladrones. Aunque allegados le comentaron que habrían visto a dos individuos que se movilizaban en moto.

Éstos habrían sido los responsables del hecho y Rafael contó que hasta incluso se cocinaron, comieron y le dejaron los platos sucios.

Estima que son personas que conocen sus movimientos y que sabían que él iba a estar ausente durante largas horas. Por ello, se tomaron todo el tiempo necesario para revolver y hacer lo que quisieron dentro de la vivienda.

Lo que necesita ahora es algo de alimentos, frazadas, ropa de cama, abrigos de invierno y todo lo que le puedan acercar será muy bienvenido.

También admitió que ya está intranquilo en ese lugar y que le interesaría mudarse. Si es posible como cuidador de alguna otra propiedad.

Comentar