Seguinos en Facebook Instagram Twitter
Muy Nublado Muy Nublado9 °C

Crimen de Villa Gesell: el misterio del rugbier número 11

Hay un joven que aparece en los videos con la patota que mató a Fernando Báez Sosa y figuraría con un apodo en el grupo de Whatsapp, pero no fue detenido ni identificado. "Estamos apuntando a dos personas más", dijo el abogado Burlando.

El supuesto rugbier es un joven todo vestido de negro.

El supuesto rugbier es un joven todo vestido de negro.

No, no es Pablo Ventura, que estuvo detenido y se comprobó que nada tuvo que con el crimen de Fernando Báez Sosa, pues ni siquiera estaba en Villa Gesell. Pero la fiscal Verónica Zamboni, a cargo de la causa, investiga la participación de un joven que no está detenido y tampoco identificado: el rugbier número 11.

Según informes de Canal 13 y de Crónica TV, hay un joven al que se lo ve cerca de los diez rugbiers apresados la noche del crimen, de los cuales dos fueron liberados. Y los acompaña en el trayecto: se lo ve varias veces. En uno de los videos, tomado por la cámara de seguridad de una heladería, se lo puede observar: está todo vestido de negro y tiene una campera con capucha, del mismo color. En esas imágenes se lo nota integrado al grupo.

También aparece en otros videos, incluso en el momento del ataque a Fernando, aunque no pegándole, dijeron fuentes judiciales.

En el grupo de chat, además, aparece alguien que no pueden identificar, al que se refieren con un apodo y están tratando de identificar de quien se trata. En el expediente figura como Santino NN y Salvi.

El letrado Fabián Améndola, que forma parte de la querella, confirmó que se investiga la participación de otro joven involucrado en el crimen, a quien se lo caratuló como el “sospechoso 11”. “Tenemos una idea de quién sería el sospechoso 11 pero todavía no vamos a decir el nombre. Hay un apodo en el grupo de Whatsapp que no responde a ninguno de los otros 10. Por ese lado me parece que va la investigación para deteminar quién es el que aparece el video. Al principio de la investigación, la Policía tenía la certeza de que eran 11. Por eso fueron a buscarlo a Pablo Ventura, pensando que era él”.

La propia fiscal Verónica Zamboni menciona en el requerimiento de prisión preventiva presentado ante el juez de la causa, que en el grupo de Whatsapp donde se comunicaban los rugbiers hay un “NN Santino” que en el chat figura como “Salvi” y que, según detalló en su escrito, no se trataría de ninguno de los imputados.

El abogado Fernando Burlando, fue más allá: “Estamos apuntando a dos personas más”.

Fuente: Rosario 3

Comentar