Seguinos en Facebook Instagram Twitter
cielo claro cielo claro 29°C

Separaron a dos hermanitas de 9 y 11 años de su padre tras denuncia de abuso en Álvarez

La Fiscalía imputó al progenitor de las niñas y a un pintor de obra correntino que convivía con ellas en una vivienda usurpada, donde además hallaron restos óseos humanos que se presume usaban para rituales umbanda.

Imagen de Separaron a dos hermanitas de 9 y 11 años de su padre tras denuncia de abuso en Álvarez

Dos hermanitas de 9 y 11 años fueron separadas de su padre, un albañil oriundo de San Luis con quien vivían en la comuna de Álvarez, ubicada a 20 kilómetros de Rosario, luego de una denuncia de abuso sexual contra un pintor de obra correntino que moraba junto a las menores en un chalet usurpado en la esquina de Cerrito y Güemes. El domicilio fue allanado y desalojado el mismo viernes que trascendió la situación de ultraje, a lo que se sumó un hallazgo macabro cuando encontraron restos óseos de apariencia humana que en principio estarían relacionados con rituales de religión umbanda.

La medida de protección excepcional para el resguardo de las menores fue dispuesta el mismo viernes que trascendió la situación de abuso sobre una de las hermanitas. Así lo aseguró a El Ciudadano Patricia Virgilio, subsecretaría de Promoción y Protección de Derechos de la Niñez, tras resaltar que operadores de la secretaría de Desarrollo Social de Álvarez venían trabajando desde hacía tiempo con las niñas cuestiones familiares de distinta índole pero que recién el viernes tomaron conocimiento de una situación de abuso e inmediatamente se pusieron en contacto con Niñez para tramitar la denuncia en conjunto y actuar con celeridad.

La funcionaria dijo que las niñas quedaron alojadas en el marco de una medida de protección excepcional (cuyo control de legalidad se tramitó en un juzgado de Familia de Rosario) en la búsqueda de un vínculo sano, ya que el centro de vida de ambas era su papá, quien quedó detenido. Agregó que hasta la denuncia del viernes no se conocían situaciones de maltrato por parte del progenitor, ni que fueran víctimas de abuso sexual y que ambas están escolarizadas.

“La dirección de Niñez estuvo en legal tiempo y forma cuando se le solicitó la intervención que fue el viernes, y el viernes mismo tomamos cartas en el asunto acompañando al servicio local de Álvarez que trabajó muy bien”, resaltó Virgilio.

Acusados

En tanto, este martes se realizó la audiencia imputativa contra los dos hombres detenidos el viernes en la casa de la comuna de Álvarez. El fiscal de la Unidad de Delitos Sexuales Ramiro González Raggio acusó al padre de las niñas Alberto Matías E., de 39 años, como partícipe primario del delito de abuso sexual con acceso carnal doblemente agravado por el vínculo y por ser cometido contra una menor de 18 años. Para el fiscal, el albañil nacido en San Luis violó su rol de padre y encargado de la guarda de sus hijas y prestó colaboración de manera “omisiva” al tolerar y no detener ni denunciar los abusos contra una de sus hijas. Los hechos, según la acusación, ocurrieron en el período de octubre de 2021 hasta la semana pasada.

En tanto, a Marcelo Javier R., un pintor de obra de 38 años oriundo de Corrientes, que convivían con las niñas le atribuyó ser autor del delito de abuso sexual de la menor, además de otro hecho que tuvo como víctima a una joven de 22 años que lo acusó de haberse aprovechado de que estaba bajo efectos de drogas, en agosto, para privarla de la libertad y violarla. Según la denuncia, al día siguiente la llevó a su casa.

Además de esos delitos les achacaron la usurpación del inmueble en el que moraba desde 2014 por haber ingresado mediante clandestinidad y sin autorización.

Umbanda

La denuncia radicada por la situación de las niñas derivó en una investigación paralela por los restos óseos hallados en la vivienda que habitaban. Al parecer, los mismos fueron buscados por los pesquisas a partir de testimonios de vecinos que aseguraban que solían realizar rituales umbanda.

Las medidas comenzaron el viernes pasado, con la detención de los usurpadores y el desalojo de la vivienda, y continuaron este martes con la colaboración de antropólogos por los restos óseos, que ya se comprobó que eran humanos y fueron enviados al Instituto Médico Legal para ser peritados. Según fuentes del caso se trató de huesos humanos, parte del cúbito, radio y un pedazo de cráneo.

También hallaron restos de cocaína, una balanza digital, seis proyectiles y un cargador 9 milímetros.

En el operativo trabajó personal de la comisaría local, del Comando Radioeléctrico, del Samco, bomberos, y efectivos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC).

Fuente: El Ciudadano Web

Noticias Relacionadas

Comentar

Archivo de Noticias