Seguinos en Facebook Instagram Twitter
nubes dispersas nubes dispersas 6°C

Buscan a los asesinos de la hincha de Central apedreada tras el clásico

Tres detenidos minutos después del hecho serán acusados por arrojar piedras a automovilistas, pero por ahora no están sospechados del crimen.

Foto: Celina Mutti Lovera / La Capital

Foto: Celina Mutti Lovera / La Capital

Personal de la División de Homicidios de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) buscaba intensamente al cierre de esta edición a los asesinos de Ivana Paula Garcilazo Bellón, una hincha de Rosario Central que murió la tarde del sábado tras recibir un piedrazo en la cabeza cuando volvía con su novio del Gigante de Arroyito, donde habían asistido al clásico de fútbol de la ciudad. Según la información preliminar la mujer de 32 años y su novio fueron agredidos en la esquina de Montevideo y Ovidio Lagos por un grupo de tres hombres, al parecer simpatizantes de Newell’s Old Boys, que se encontraban amedrentando a los hinchas canallas que pasaban celebrando el triunfo de su equipo.

Diez minutos después del trágico episodio tres jóvenes fueron detenidos a menos de dos cuadras de la escena del crimen, en Callao y Pellegrini, mientras arrojaban piedrazos a quienes pasaban en autos o motos.

Si bien fueron apresados en el marco del asesinato hasta este domingo no se habían colectado elementos que los vincularan al crimen, cuestión que tampoco se puede descartar. Por lo pronto en la noche del domingo seguían detenidos a disposición de la Fiscalía de Flagrancia y serían imputados en las próximas horas por arrojar piedrazos.

Este domingo se confiaba en que la investigación del absurdo crimen pudiera encaminarse a esclarecer el suceso a partir de varios elementos colectados, especialmente de las imágenes de cámaras de vigilancia que hay en la zona que se espera hayan captado lo sucedido.

En ese contexto, un grupo de cadetes convocó para este lunes al mediodía a una movilización frente al Centro de Justicia Penal (CJP) de Sarmiento y Virasoro para pedir por el esclarecimiento del caso, teniendo en cuenta que Ivana trabajaba como repartidora de una aplicación.

En la esquina
Por lo que se sabía hasta la noche del domingo, el crimen de Ivana ocurrió minutos antes de las 20 del sábado cuando la joven de 32 años regresaba con su novio Daniel desde el Gigante de Arroyito hacia la zona sur donde se domicilia el muchacho. Ambos vestidos con los colores de Central, circulaban por Ovidio Lagos en una moto Honda cuando al parecer se detuvo ante el semáforo rojo del cruce con Montevideo.

En ese momento, a las 19.40 del sábado según fuentes policiales, al parecer se precipitó un entredicho entre la pareja y tres hombres, al parecer hinchas de Newell’s que estaban agrediendo a los simpatizantes canallas que pasaban celebrando el triunfo tocando bocina o a los gritos. Entonces uno de los agresores tomó una piedra del piso y se las arrojó a los ocupantes de la moto. Hasta ahora no estaba claro si el piedrazo impactó en la cabeza de Ivana cuando la moto estaba detenida o en movimiento.

Lo cierto es que su novio perdió el control del rodado y ambos cayeron sobre la vereda. Según relataría luego a los primeros policías que llegaron a la escena, apenas cayó del rodado Daniel vio que uno de los agresores, que llevaba una mochila negra y vestía con un buzo gris, se acercaba para agredirlo. El encontronazo, según los voceros consultados, terminó con el agresor huyendo por Montevideo hacia el centro.

Entonces el muchacho de 30 años volvió al lugar donde estaba su novia y notó que perdía mucha sangre, por lo que llamó una ambulancia del Sies. Los médicos que llegaron al lugar momentos antes que los primeros efectivos policiales constataron que la joven ya estaba muerta.

Detenidos
Los primeros datos aportados por el novio de Ivana sobre los agresores motivaron un rastrillaje en la zona a cargo de efectivos de la brigada motorizada, mientras arribaba a la escena del crimen el fiscal de Homicidios en turno, Gastón Avila. Mucho no tuvieron que recorrer los policías para encontrar sospechosos de lo que había sucedido minutos antes en Montevideo y Ovidio Lagos: a no más de 200 metros, moviéndose a uno y otro lado del cantero de avenida Pellegrini, un grupo de personas amedrentaba a los hinchas de Central que pasaban en autos o motos por el lugar.

Habían pasado diez minutos desde que Ivana cayera mortalmente golpeada, cuando tres jóvenes fueron apresados en flagrancia mientras los policías los veían “provocar disturbios y arrojar piedras”. Hasta la noche del domingo no había elementos que permitieran ubicarlos en la escena anterior, lo cual tampoco puede ser descartado. Sin embargo, la situación en la que fueron apresados era suficiente para que continuaran detenidos a la espera de una imputación, en principio de parte de la Fiscalía de Flagrancia.

Fuentes policiales identificaron a los detenidos como Santiago Javier R., de 25 años; Lucas Santiago O. y Mauricio Alejandro D., ambos de 24. En el lugar de la aprehensión, en el cruce de Pellegrini y Callao, los policías resguardaron varias piedras que contenían rastros de sangre y podrían ser enviadas a peritar.

Conmoción
El asesinato de Ivana generó una conmoción que se vio reflejada en las redes. Por ejemplo, desde su cuenta oficial de Twitter, el Club Atlético Newell’s Old Boys emitió un escueto comunicado a través del lamentó “el fallecimiento de Ivana Garcilazo Bellón” y extendió “condolencias a sus familiares. La institución condena enérgicamente cualquier manifestación de violencia”.

Otra reacción fue expresada por compañeros de Ivana, que trabajaba como cadete de reparto para una aplicación y formaba parte de una organización llamada Repartidores Independientes de Rosario. “Los convocamos a las 12 en el Centro de Justicia Penal para reclamar justicia por Ivana”, señalaron, y agregaron que a partir de las 11.30 se concentrarían en el cruce de Oroño y Pellegrini para marchar hacia la sede tribunalicia de Virasoro y Sarmiento, donde tenían previsto una manifestación con un minuto de silencio para reclamar por el esclarecimiento del hecho y para recordar a su compañera.

La conmoción, a tono con estos tiempos, también se manifestó a través de los videos que comenzaron a circular por las redes horas después del trágico episodio. Se trata de registros de cámaras o teléfonos que muestra a hombres vestidos con los colores de Newell’s, parados sobre el cantero de avenida Pellegrini, arrojando piedras a presuntos hinchas de Central que pasaban tocando bocina y festejando el triunfo auriazul.

Se presume que esas imágenes, sumadas a los registros que deberían existir en una zona donde parece haber suficientes cámaras de vigilancia, podrían ser parte del material que desde el sábado a la noche analizan los efectivos de la Homicidios de la AIC en busca de quien le arrojó ese absurdo y fatal cascotazo a Ivana.

Fuente: La Capital

Noticias Relacionadas

Comentar

Archivo de Noticias