Seguinos en Facebook Instagram Twitter
Soleado Soleado27 °C

La visita de un tucán sorprendió a vecinos de varias localidades del centro provincial

La aparición de esta ave en extinción movilizó a vecinos y autoridades para protegerlo. Se desconoce si es el mismo que viaja por los pueblos o hay varios ejemplares.

El tucán que los vecinos bautizaron "Tucanette" fue visto durante varios días en Totoras y luego desapareció. Desde la Municipalidad lanzaron una campaña de difusión para protegerlo y desaconsejaron la recaptura.

El tucán que los vecinos bautizaron "Tucanette" fue visto durante varios días en Totoras y luego desapareció. Desde la Municipalidad lanzaron una campaña de difusión para protegerlo y desaconsejaron la recaptura.

Vecinos de la localidad de Centeno, en el departamento San Jerónimo, encontraron el último domingo por la mañana una sorpresa en el patio de su casa. En el quincho, donde tienen la parrilla y una mesa exterior, un hermoso tucán se posó sobre el respaldo de una silla y se dejó fotografiar. La novedad impactó a los vecinos porque se trata de un ave característica de la selva paranaense y no de esta región, aunque en los últimos meses hubo testimonios de avistajes en Totoras, Oliveros, San Genaro, Cañada de Gómez y Carcarañá, entre otras localidades.

Algunos vecinos creen que es el mismo animal que fue visto en Totoras en marzo de este año y que luego deambuló por pueblos cercanos. Otros, creen que por algún fenómeno desconocido distintos ejemplares están migrando desde las selvas tropicales norteñas hacia el sur. También hay quienes aseguran que un buen lugar de refugio para esta especie era el monte isleño y que a raíz de los incendios debieron viajar a otras regiones.

Lo cierto es que el avistamiento de un ejemplar en los primeros meses del año despertó la solidaridad de las autoridades totorenses quienes lanzaron la campaña “salvemos al tucán” y una serie de recomendaciones para que los habitantes de la región se enteren, sepan cómo proceder y protejan al animal.

“Estuvo un rato en mi patio, parecía muy manso. Buscaba comida y después voló. Quedamos sorprendidos cuando lo vimos”, contó el domingo pasado la vecina de Centeno que avistó al animal en su casa, en diálogo con el portal regional Info Más.

Conocida esta noticia, una mujer de la ciudad de El Trébol se comunicó con la producción de la televisora local Canal 2 y comentó que el viernes anterior un tucán se había posado en el patio de su casa, ubicada en la zona centro-oeste, cerca de la intersección de Entre Ríos y Las Heras, de la ciudad del departamento San Martín, distante 35 kilómetros al oeste de Centeno.

“La foto la sacó mi hijo el viernes a la mañana cuando se posó en el tender de mi patio, estuvo caminando por la galería y luego voló”, contó la mujer y dudó: “No se si será el mismo tucán”.

Estaba en cautiverio

De tratarse del mismo ejemplar que una noche de tormenta escapó de la jaula en la que lo tenía un vecino de Totoras lo recomendable sería seguir los pasos que ordenaron desde el Area de Salud Animal del municipio, quienes a partir del episodio desarrollaron una excelente tarea para cuidar a “Tucanette”, como lo denominó una vecina que lo observó en su patio con frutales durante varios días.

La responsable de Salud Animal, Vanina Strada, dijo a La Capital que “para Totoras fue una revolución. Los vecinos comenzaron a llamar para avisar dónde lo habían visto y tomaban registros con sus celulares de los distintos puntos de la ciudad en los que se cruzaban con el tucán. Todos estaban preocupados y atentos para que nadie le haga daño”.

“Al mismo tiempo iniciamos contacto con especialistas en fauna del gobierno de Santa Fe y con reservas en Misiones para capacitarnos y a la vez poner al tanto a los vecinos sobre cómo proceder si tenían un encuentro con el ejemplar”, explicó y contó que “en principio se pensó en capturarlo para luego gestionar su liberación en una reserva específica pero, a raíz de recomendaciones de especialistas, se decidió desistir de esa idea y a la vez disuadir cualquier intento de captura por parte de los vecinos”.

“Se cree que Tucanette logró escapar de su encierro en Totoras y desde entonces vive libre, comiendo frutos de los árboles y transformándose en una hermosa postal para los vecinos. Creemos que ahora está migrando lentamente hacia el norte y es por eso que consideramos importante la difusión, para que se lo cuide y se lo respete”, concluyó Strada.

Recomendaciones

Desde la repartición que dirige Strada se replicaron las medidas que se deben tomar para cuidarlos debido a que se trata de una especie en peligro de extinción: “No lastimarlo, no usar armas, ni gomeras para atraparlos y tampoco intentar con palos o escaleras. Se puede asustar y terminar hiriéndolo”.

Además, destacaron que cuando se acerca a la gente el ave está en busca de alimento. “Quienes quieran pueden poner en lugares altos (terrazas o árboles) trozos de frutas como bananas y manzanas. También puede ser huevo duro”, y advirtieron que “no se puede atrapar para cautiverio o comercialización. Es un delito. La protección de la fauna silvestre está comprendida en la ley Nº 22.421 y nos compromete a todos los ciudadanos”.

El tucán se considera en peligro de extinción, debido a la confluencia de distintos factores como la depredación, la deforestación, la biopiratería y cautiverio. El hábitat natural de los tucanes son las selvas tropicales del norte de la Argentina y Centroamérica, donde hace calor y hay agua en abundancia.

Fuente: La Capital

Noticias Relacionadas

Comentar

Archivo de Noticias