Seguinos en Facebook Instagram Twitter
Principalmente Nublado Principalmente Nublado4 °C

Hallan muerto a un matrimonio en una casa quinta cerca de Santa Fe

Sergio Roskopf, productor agropecuario de 42 años, y Carina Michelín, abogada de 38, eran conocidos en Sauce Viejo. Hay indicios de que el hombre asesinó a su esposa y luego se suicidó.

Los cadáveres fueron hallados a metros de una piscina, en la coqueta casa quinta que habitaba el matrimonio en la localidad de Sauce Viejo.

Los cadáveres fueron hallados a metros de una piscina, en la coqueta casa quinta que habitaba el matrimonio en la localidad de Sauce Viejo.

Sauce Viejo.- Un productor agropecuario y su esposa abogada fueron encontrados muertos a balazos en el jardín de su casa en la localidad de Sauce Viejo, vecina a la capital santafesina. En principio, y por los elementos analizados en forma preliminar, los investigadores presumen se habría tratado de un crimen pasional seguido de suicidio. Sin embargo, hasta anoche —al cierre de esta edición— no había aparecido la pistola calibre 22 con la que se habrían concretado los asesinatos, aunque una prueba realizada al hombre que se habría quitado la vida arrojó que había manipulado un arma de fuego.

Lo cierto es que los cuerpos sin vida de Sergio Roskopf, de 42 años, y de su esposa Carina Rosana Michelín, de 38, fueron hallados por un hermano del hombre que arribó la noche del sábado, pasadas las 22, a la finca que el matrimonio habitaba en la intersección de Uriburu y de la Plaza de la localidad de Sauce Viejo, población próxima al aeropuerto santafesino.

Según relató el hermano de Roskopf a la policía, él acudió a la vivienda de su hermano y su cuñada extrañado porque ambos no atendían los llamados telefónicos desde las primeras horas de la tarde. En este sentido, ayer se presumía que el trágico suceso ocurrió poco después del mediodía del sábado.

Según las fuentes policiales consultadas, Roskopf y Michelín yacían en la parte trasera de la casa quinta al borde de una piscina. La mujer estaba semidesnuda y su cuerpo presentaba cinco balazos.

El cadáver de Roskopf, que también estaba en ropa interior, fue hallado con un disparo en la frente y otra herida en el hombro, recostado sobre las piernas de su mujer.

Balas. Según consignaron los peritos forenses, los cinco disparos recibidos por Michelín fueron realizados a corta distancia. El cadáver tenía un balazo en cada pierna, otro en una axila y los dos restantes en la nuca y el hombro.

Por su parte, su marido recibió un solo disparo fatal en el cráneo, gatillado con el caño apoyado en la cabeza. También presentaba una herida de bala en un brazo, probablemente producto de un forcejeo.

La policía encontró alrededor de los cadáveres seis cápsulas servidas calibre 22 y un cargador con municiones en la mesa de la cocina. Asimismo, fuentes de la Unidad Regional I consignaron a LaCapital que las pruebas de dermotest que se realizan para detectar restos de pólvora en las manos efectuadas a Roskopf resultaron positivas. Sin embargo, el arma no fue encontrada en el escenario de la tragedia.

En este sentido, los investigadores presumían ayer que una tercera persona podría haberse llevado una pistola calibre 22 que el hombre había adquirido poco tiempo atrás para defenderse luego de sufrir una serie de episodios de inseguridad en su domicilio.

Por otra parte, en la vivienda se encontraba todo en orden y también se halló dinero en efectivo y otros objetos de valor, indicios que sumados al hecho de que no había aberturas que presentaran signos de violencia hacían que los investigadores descartaran, en principio, la hipótesis de un robo.

Hasta la coqueta finca ubicada en el casco urbano de Sauce Viejo acudieron el jefe de la Unidad Regional I, Rafael Grau, y el fiscal de la Unidad Especial de Homicidios, Jorge Nessier, quien dispuso —entre otras medidas procesales— las autopsias de las víctimas y un peritaje de sus últimas llamadas y mensajes telefónicos, donde todo hace suponer podrían encontrarse elementos clave para la investigación.

Conocidos. El matrimonio fallecido no tenía hijos en común y ambos eran muy conocidos en la zona de Sauce Viejo donde residían desde hace tiempo.

Sergio Roskopf tenía negocios agropecuarios en la provincia de Entre Ríos y Carina Michelín se desempeñaba como profesional en el foro santafesino.

Fuente: La Capital

Noticias Relacionadas

Comentar