Seguinos en Facebook Instagram Twitter

Quedó preso

Acusan por lavado al padre de un chofer detenido como presunto autor de un robo millonario

En un escruche perpetrado con datos precisos en mayo pasado se llevaron de la caja fuerte de una empresa de transporte 10 millones de pesos y 100 mil dólares. El padre de uno de los sospechosos cayó por comprar una casa.

Imagen de Acusan por lavado al padre de un chofer detenido como presunto autor de un robo millonario

Un golpe millonario a una empresa de transporte en mayo pasado puso la lupa sobre un presunto empleado infiel sindicado como el autor del robo de 10 millones de pesos y 100 mil dólares que se encontraban en una caja de seguridad de la firma. El chofer terminó preso junto a un compinche acusado de guardar el botín. Ahora su padre fue imputado por gastar ese dinero para darle apariencia de lícito. Compró una casa y electrodomésticos. La Fiscalía lo imputó por el delito de lavado de activos y quedó detenido por 60 días.

El 19 de mayo pasado, una empresa de transporte ubicada en un parque industrial de la localidad de Alvear sufrió un robo. Rompieron una ventana e ingresaron a una oficina, violentaron una puerta y llegaron hasta la caja fuerte que lograron abrir con la llave que se encontraba en la habitación. Se llevaron 10 millones de pesos y 100 mil dólares. El hijo del dueño de la empresa llegó a la mañana y tras constatar el robo hizo la denuncia.

El dueño estaba de viaje y su hijo contó que su padre había tenido un entredicho unos días antes con un empleado que le dijo que renunciaba pero luego se arrepintió. El día previo al robo, el trabajador que brindaba servicios como chofer, fue a trabajar pero el hijo del dueño le dijo que previamente se comunicara con su padre. El día del robo no se presentó y mandó un audio diciendo que se había hisopado y el resultado le había dado positivo de Covid pero nunca mandó el certificado, contó una de las víctimas.

El dueño estimó que quién ingresó conocía sus movimientos y dijo que la única persona que sabía que iba a viajar era su empleado Juan José P. La pesquisa profundizó sobre este empleado.

Si bien no hubo registros fílmicos ni testigos que aportaran datos, los investigadores determinaron que el empleado había estado la tarde del robo en la localidad de Arroyo Seco, incluso las dos últimas llamadas cerca de las 19.30 las hizo a una remisería. Luego entre las 20 y pasadas las 3 del 19 de mayo su línea telefónica registró movimiento de datos y llamadas en cercanías del parque industrial.

Su número de teléfono celular fue intervenido y surgió que se fue a vivir a un departamento en en un Fonavi en Rosario y a la semana y media quisieron entrar a robarle, en una comunicación telefónica le dice a su padre que le quisieron entrar a robar al departamento en el que tenía “todo adentro”, y que ya sacó todo de ahí. Agrega que no va nadie a su casa y que él único que fue es quién le tuvo toda la plata.

En otra conversación cuenta que le pegó un “cañazo” a una persona del lugar donde vive y le contó todo. Agrega que le dijeron que todo era porque le robó una banda de plata de la empresa. Las comunicaciones dieron otras pistas que terminaron en varios allanamientos.

El 1° de julio la fiscal Juliana González imputó a Juan José P. por el robo en calidad de autor y a Luis M. como partícipe secundario. La funcionaria explicó que el sospechoso está sindicado de ser la persona que ingresó al transporte y tras forzar la ventana y la puerta donde estaba la caja de seguridad se llevó 100 mil dólares y 10 millones de pesos; que cerca de las 21.50 habló con Luis M. y alrededor de las 6.45 se encontraron en Pérez donde Juan José P. le entregó el dinero robado a Luis M. para que lo guarde.

Ambos quedaron detenidos por disposición de la jueza María Trinidad Chiabrera. José Luis P por el plazo de ley y Luis M. hasta fin de este mes.

Ahora fue el turno del padre de Juan José P. identificado como José Timoteo P. a quien la fiscal le atribuyó haber utilizado dinero proveniente de un ilícito para la compra de una propiedad ubicada en Galileo al 2800 por algo más de un millón ochocientos mil pesos y haber adquirido un conjunto de colchón de resorte combinado con espuma de alta densidad y un juego de sábanas línea hotel de 300 hilos por la suma de 69.300 pesos, dos corderitos, dos juegos de sabanas línea hotel, dos almohadas con espuma por 42 mil pesos y un lavarropas y una cocina por algo más de 204 mil pesos.

La documentación de todas estas compras más el boleto de compra venta de la propiedad fueron encontrados en un allanamiento que se realizó al hijo del sospechoso a fin del mes pasado. La fiscal estima que la suma lavada por José Timoteo P. es de 2.175.350 y que hizo estas compras con la intensión de que el dinero de origen ilícito adquiera apariencia de licitud.

La audiencia estuvo presidida por la jueza Luciana Prunotto que formalizó la imputación y fijó una prisión preventiva por el plazo de 60 días para el hombre.

Fuente: La Capital

Noticias Relacionadas

Comentar

Archivo de Noticias