Seguinos en Facebook Instagram Twitter
cielo claro cielo claro 38°C

Miqueas no llegó a la maternidad y nació en un taxi

Miqueas Clavero no esperó llegar y vino al mundo en un coche de alquiler, en pleno viaje. Su hermana Sofía, hoy de 3 años, había nacido en la administración de la Maternidad Martin.

Imagen de Miqueas no llegó a la maternidad y nació en un taxi

Rosario.- Las contracciones se repitieron toda la noche. Evelyn y su compañero, Facundo, ambos de 23 años, vecinos del Distrito Noroeste de Provincias Unidas y Junín, salieron esperanzados con encontrar ayuda en el centro de salud pero el lugar estaba cerrado. Pasadas las 6 de la mañana de ayer, Daniel comenzaba la jornada en su taxi Chevrolet Corsa y los vio haciendo señas. Se detuvo, la pareja subió y a las pocas cuadras asomó la cabecita de Miqueas, quien no esperó ni un minuto más y nació sobre el vehículo.

“No puedo explicar la mezcla de emoción y temor cuando asomó el cuerpito. Tenía el cordón umbilical que le rodeaba el cuello y con mucho cuidado se lo saqué, y ahí estalló en llantos. Enseguida llegamos a la Maternidad Martín y tanto mi señora como el nene están diez puntos”, resumió Facundo Clavero, el papá orgulloso que recordó que su hija mayor, Sofía, nació el 31 de diciembre, hoy hace tres años, en la administración de la Martin. “Se ve que mis hijos no esperan y nacen donde quieren”, agregó entre risas.

Miqueas nació con 3,5 kilos y “es un bebé con un buen estado de salud, se prendió bien a la teta de la mamá, se ve que tuvo un buen parto”, agregó una de las enfermeras que en las primeras horas de la mañana de ayer le controló la hipotermia con la que llegó a la maternidad. Facundo elogió al chofer, Claudio, que les dio “tranquilidad a los dos enseguida” y les ofreció una toalla “con la que lo envolvimos con mucho cuidado”.

“Nunca me había ocurrido una situación similar. Ahora vine para saber cómo están la criatura y su mamá. Me alegro de que esté todo bajo control”, dijo el taxista del Corsa chapa 940, quien se presentó en el sexto piso de la Martin, también emocionado, y cruzó saludos con Facundo y se prometieron una cerveza para festejar.

Fanático de Newell’s, Facundo señaló que su hijo se llamará Miqueas Ignacio, “por Scocco, mi ídolo; ella no quiere porque es canallona, pero el que voy a ir anotarlo soy yo”, dice entre bromas a Evelyn, que le devuelve una sonrisa.

Clavero es vendedor ambulante: “Vendo ropa por todas las localidades importantes cercanas a Rosario; arranco el año recorriendo Cañada de Gómez, Carcarañá, Casilda… la venta está dura en esta época, pero me las rebusco”.

Miqueas es mimado por las médicas y enfermeras del centro de salud, que desfilan por la habitación para controlar que tanto el bebé como la madre estén en perfecto estado. “La gente aquí es maravillosa. Hace tres años, el 31 de diciembre, me pasó lo mismo con Sofía que nació en la administración del hospital, no esperó. Incluso mi hija Sofía, que venía con nosotros, se asustó porque vio la sangre y me decía ‘¿qué le pasa a Miqueas?’. El muchacho del taxi nos tranquilizó a los tres y nos trajo enseguida. Gracias a Dios todo salió bien, tenía fecha para el 1º de enero, pero se ve que mis hijos se adelantan a todos los pronósticos”, se entusiasmó Evelyn para finalizar 2013 con felicidad.

Fuente: Notiexpress

Noticias Relacionadas

Comentar

Archivo de Noticias