Seguinos en Facebook Instagram Twitter

Instituciones

El merendero Mis Pequeños Gigantes abrió sus puertas

Funciona en la Iglesia Evangélica de barrio Palermo

Funciona en la Iglesia Evangélica de barrio Palermo

Cada sábado desde hace un mes, un grupo de voluntarias de la Iglesia Evangélica “Peña de Horeb” del barrio Palermo dan forma a lo que bautizaron como merendero “Mis Pequeños Gigantes”. Allí, desde temprano, dos abuelas, Paula y Silvia se ocupan de preparar la desayuno, otras chicas jóvenes preparan las bandejas y posteriormente las entregan a los padres que las llevan a los más pequeños de sus casas.
Noelia Aguilar, coordinadora de esta actividad solidaria, contó que la idea surgió cuando el año pasado, la iglesia cocinada y preparaba viandas todos los mediodías de sábados, domingos y feriados; “se asistieron a unas doscientas cincuenta personas durante la pandemia hasta que la cantidad fue bajando porque todo fue normalizándose. Entonces ahora comenzamos con este desayuno para los más chicos.”
“Con unidad todo funciona” – explica mencionando que cuando iniciaron contaron con setenta niños y que para hoy sábado, tenían anotados unos noventa y cinco; “la lista se va aumentando y vienen los papás a retirarlas para cumplir con los protocolos. Tengo que agradecer a la Comuna de Fighiera que nos ayuda, la Peña de Boca y a muchas otras persona que no quieren que mencionemos pero que hacen posible todo esto con sus donaciones.”
Noelia también explica que no solo del barrio donde está ubicado el templo son los niños que reciben el desayuno, “sino de todos los barrios de la localidad. Y es posible gracias a un grupo de chicas que es un equipazo” – resaltó sumando que aquellos que deseen colaborar, pueden acercar sus donaciones directamente en el lugar los sábados desde las siete horas como ser leche, azúcar, masitas, tortas, facturas, bizcochos o golosinas.

Comentar

Archivo de Noticias