Seguinos en Facebook Instagram Twitter
nubes nubes 11°C

Denuncian "caranchismo" y coima en la Seccional 27ma

Un presunto hecho de coima y caranchismo por parte de un agente policial de Arroyo Seco fue denunciado el pasado lunes por una mujer, víctima de un accidente vial, ante la delegación...

Seccional 27ma de Arroyo Seco

Seccional 27ma de Arroyo Seco

Un presunto hecho de coima y caranchismo por parte de un agente policial de Arroyo Seco fue denunciado el pasado lunes por una mujer, víctima de un accidente vial, ante la delegación Rosario de Asuntos Internos de la policía provincial, que ahora investiga el hecho.

Mariana Soledad Ramírez, de 31 años, vive en Arroyo Seco. A principios de este mes sufrió un accidente menor al chocar con una camioneta en esa ciudad, mientras viajaba junto a su hija de 14 años en una moto Yamaha 125. La mujer denunció haber sido coimeada por el agente C. V., de la Comisaría 27ª de Arroyo Seco, para lograr una rápida devolución "sin daños" del vehículo depositado en custodia en la comisaría tras la colisión, al tiempo que la instaba a desistir de los servicios de su abogado para recomendarle otro profesional.

Este caso de Arroyo Seco guarda semejanzas con una situación similar ocurrida en San Lorenzo el pasado enero y que afectó a María Fernanda Perassi, hermana de Paula, la chica desaparecida en esa ciudad. En aquel caso, le denuncia se formalizó ante el Colegio de Abogados y fue el puntapié de una ardua investigación judicial que aún está en marcha (ver aparte).

"Recomendación". La colisión de la motociclista se produjo el pasado 3 de mayo, a las 12.20, en la esquina de Juárez Celman y Cardozo, y en la denuncia presentada el pasado lunes en Rosario no constan datos del conductor ni de la marca o patente del vehículo mayor, del que sólo se supo que era una chata marrón.

Según indicó Ramírez ante Asuntos Internos de la policía, el 4 de mayo se dirigió a la comisaría 27ª a retirar la moto Yamaha depositada en custodia y fue atendida por el agente C. V., quien insistió en preguntarle si contaba con abogado. Ante este interrogante, la mujer le dijo que pensaba dejar todo en manos de la compañía de seguros. Pero frente a la insistencia del agente, la denunciante le dio en nombre del profesional que la representaba.

El policía —siempre de acuerdo a la denuncia— comenzó a criticar con dureza a su abogado, mientras que le proponía otro profesional.

Consultada por LaCapital, la mujer ratificó lo dicho ante la oficina de Asuntos Internos de la policía y destacó que el agente acusado ya fue citado a declarar ante esa dependencia, en la que además le señalaron que la causa pasará a los Tribunales.

Ramírez contó que a las pocas horas de ocurrido el accidente vial, su ex pareja, Damián Ezequiel Pugliese, de 34 años, la ayudó y averiguó en la comisaría 27ª qué trámites debía cumplir para retirar el vehículo siniestrado. Una agente que lo atendió, le indicó correctamente que sólo debía presentar la documentación del vehículo para retirarlo.

A raíz de esa respuesta, la motociclista comenzó a sospechar del agente C. V. cuando al otro día, al ir retirar la moto, éste la indagó sobre quién era su abogado, y le advirtió sobre posibles daños y sustracciones que podría sufrir el vehículo con el "paso de los días".

El agente denunciado le sugirió asistir a otro profesional y, sin cuidar sus dichos —en ese momento Ramírez estaba sola en la comisaría—, le confesó que recibía de ese letrado (el que recomendaba con tanta insistencia) "200 ó 300 pesos para pañales". Sin que el agente C. V. se percatara, la mujer se comunicó con su ex pareja, quien asistió a la comisaría. Pero atemorizados por las crecientes presiones del policía, le entregaron 300 pesos y se retiraron de la seccional con el vehículo.

En una posterior consulta sobre lo sucedido a su abogado de confianza, este la derivó a la oficina de Asuntos Internos policiales, donde finalmente radicó la denuncia. Ahora, se espera que el caso pase a la Justicia, tal como ocurrió con el de María Fernanda Perassi, el antecedente más inmediato que tiene este caso.

El Colegio de Abogados viene trabajando desde hace cinco años en torno al tema de los caranchos y en concientizar a la población sobre la libre elección del profesional. En Rosario, se hicieron campañas en el Heca y se pusieron carteles de advertencia en las comisarías para que no se acepten sugerencias.

Fuente: Diario La Capital

Noticias Relacionadas

Comentar

Archivo de Noticias