Seguinos en Facebook Instagram Twitter
nubes dispersas nubes dispersas 28°C

Se cumplen 7 años del fallecimiento de Pedro Spina

Este jueves 30 de octubre se cumplen siete años de la desaparición física del ex intendente de Arroyo Seco Don Pedro Spina, quien gobernó la ciudad durante 20 años consecutivos. Su hijo Adrián, lo recuerda en esta nota.

Pedro Spina

Pedro Spina

Pedro Spina (1933- 2007) Nació en Arroyo Seco en 1933. Llegó a 6to grado y terminó 7mo en la fábrica donde trabajaba, MetCon (Metalúrgica Constitución). Allí trabajó 25 años y fue delegado sindical, pese a lo cual “salió tres veces el mejor amigo de la fábrica”, destaca su hijo Adrián.

También fue mozo y albañil, hasta que arrancó con su propia fábrica de furgones, en 1975. Aunque participó en el justicialismo en la década del ´70, su participación protagónica comenzó en 1982, siendo ya secretario general del partido, fue candidato a intendente y perdió por apenas 44 votos frente a Ascierto. En 1985 salió concejal, hasta dos años después cuando ganó la intendencia y la renovó otras cuatro veces consecutivas en elecciones hasta 2003. Falleció el 30 de octubre de 2007, a dos meses de terminar su último mandato.

Arroyo Diario (AD)- ¿Cómo recuerda a su padre?

Adrián Spina (AS)- Recuerdos y anécdotas tengo un montón, no solo de la función pública sino de la vida. Uno de los recuerdos es cuando se levantó la fábrica de furgones, yo tenía 15 ó 16 años y entre todos hicimos los cimientos; y hoy la empresa sigue de pie. Entre todos, mi tío, mi tía y mi mamá, hacíamos la mezcla para levantarla. Yo me acuerdo que él también hacía los pozos. Otro de los recuerdos es que también trabajó en el Motel “El Tunel”, que aquellos que son más memoriosos, estaba donde hoy está Renacer (por ruta 21). Ahí trabajó de mozo al igual que en muchos casamientos, era el encargado de organizar el trabajo de los mozos.

AD - Adrián usted formó parte del Gabinete Municipal durante parte de la gestión de Pedro Spina... ¿Qué pudo aprender trabajando al lado de él en la función pública?

AS- Lo que puedo decir es que fue mí ídolo en el tema político. Aunque para mí no era político, era un tipo muy servicial, que yo creo que eso es hacer política. No, como la gente dice ´los políticos son todos iguales´. Arriba son todos iguales.

Tenés que ser gaucho todo el día y abrir la puerta para darle una mano al que se la podés dar. Hay que ser un buen vecino y un buen administrador del municipio si te toca o en el concejo. Es decir, buen administrador de lo que no es tuyo, porque sos empleado de los demás.

AD- Algunos lo recuerdan como un intendente que trabajó siempre a puertas abiertas. ¿Era esta una virtud que él tenía?

AS- Bueno, eso hace a la humildad. Ya que siempre lo fue. Tanto desde la cuna como en su forma de ser. Le daba lo mismo tomar un mate con una persona que vivía en un barrio humilde como con el tipo que vivía en un edificio. Y no es que lo digo yo porque soy el hijo, sino que era así. Para él eran todos iguales.

AD- ¿Cree que más adelante se conocerá a algún otro político que perdure tanto en la función pública como su padre?

AS- Se puede llega a repetir, siempre y cuando no te la creas más de lo que sos. El cargo, ni tener más dinero no te hace ser una mejor persona. Eso es mentira. Si vos sos buen tipo de cuna y de buenas raíces quizás llegues a ser una persona como lo fue él o cómo lo fueron un montón de personas.

AD- Si tuviera la oportunidad… ¿Cómo le gustaría homenajearlo para que la gente lo recuerde?

AS- Él siempre dijo que le gustaría tener una calle que lleve su nombre. Yo en mi paso por el concejo no lo pude lograr porque no me acompañaron algunos muchachos en su momento pero tengo fe en que se va a lograr ponerle el nombre de él a alguna de las calles importantes de esta ciudad, porque se lo merece y es lo que él siempre quiso.

Pedro y Adrián

Foto: Facebook

Fuente: Arroyo Diario

Comentar

Archivo de Noticias