Seguinos en Facebook Instagram Twitter
Principalmente Nublado Principalmente Nublado4 °C

Cuento de Pueblo Chico

#Cuento: Delincuencia y política

¿Hay relación entre la delincuencia y la política?

¿Hay relación entre la delincuencia y la política?

Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.

Faltando unas semanas para las elecciones, un candidato opositor se juntó con un jefe policial en un bar. Café de por medio, sin más personas en el lugar, conversaron sobre acciones de campaña muy diferentes a las conocidas: “Necesito una movida para que la ciudad hable de inseguridad” – le manifestó el político al empleado provincial. Y la respuesta del oficial fue: “tengo a un negrito, el ‘nutria’, que me puede servir”.
A los siguientes días, una joven, en el momento que bajaba las rejas de su tienda en el centro de la ciudad, fue sorprendida por un muchacho que tras arrinconarla contra la pared terminó por robarle toda la recaudación del día. Ningún vehículo ni transeúnte pasaban por el lugar en esos segundos. La chica, muy nerviosa, le entregó el dinero y provocó que el ladrón le arrebate también su cartera y se alejó del lugar corriendo. Y sin reaccionar de otra manera, se largó a llorar hasta que fue auxiliada por una vecina.
A los dos días, un matrimonio regresó del cine frenando delante de su casa para darle lugar a que la esposa, descendiendo del vehículo, se dispusiera a abrir el portón del garaje. En ese instante, un delincuente salió detrás de un árbol y apuntando con un arma a la pareja, le solicitó de manera apresurada todo el dinero que tenían. El hombre descendió del coche intentando proteger a su mujer y por aquella reacción, el delincuente le hirió con un disparo en la pierna y huyó. Y finalmente la pareja es auxiliada por otros vecinos que salieron alarmados por el ruido del arma.
Y a la noche del día siguiente, un nuevo robo aconteció en la ciudad teniendo como víctima a dos playeros de una estación de servicios. Cuando la playa quedó descubierta, un ladrón se acercó a los empleados y con pistola en arma, logró que los mismos le entregaran todo lo recaudado que guardaban en sus bolsillos. Y sin más, el delincuente salió corriendo y aunque había cámaras en el lugar, no pudo ser identificado dado que usaba capucha.
En el transcurso de las siguientes horas, varios vecinos anoticiados de lo acontecido, pusieron a la inseguridad como tema principal de comentarios en las redes sociales y portales de noticias. Incluso varias personas comenzaron a mostrarse molestar con el intendente de turno, que iba por la relección, y sobre su falta de respuestas a la problemática. Y fue allí cuando el candidato opositor, le expresó a uno de sus más allegados: “es el momento de organizar una marcha.”
Esta última persona aprovechó que ese día tuvo la recarga de abono de su celular y envió mensajes a sus allegado motivándolos a movilizarse por los hechos de inseguridad acontecidos en los últimos días. Su idea tuvo una rápida aceptación y los ciudadanos terminaron por autoconvocarse a los dos días, manifestándose en una marcha por el centro de la ciudad y culminando frente al edificio municipal para expresar su crítica al intendente por no tener acciones concretas que hubieran impedido los robos: “esto es tierra de nadie y este gobierno no hace nada” – gritó una mujer a las autoridades policiales.
Un periodista consultó al jefe policial sobre la detención del ladrón que había alterado la tranquilidad de la ciudad: “el testimonio de varios vecinos, incluso la imagen de la cámara de seguridad de la estación de servicio, da a entender de que se trata del mismo delincuente el que protagonizó los hechos… ¿ustedes lo tienen identificado?” Y el oficial manifestó estar trabajando en la identificación pero que dudaba que se tratase de la misma persona: “generalmente todos estos delincuentes visten y actúan igual.”
También el candidato opositor fue consultado por los medios sobre la inseguridad instaurada en la opinión pública a raíz de los hechos acontecidos: “los ciudadanos se merecen seguridad… mi propuesta es que haya mayor cantidad de policías recorriendo todas las horas, cada manzana y barrio de esta ciudad; trabajaremos, en caso de ser electo, junto a las fuerzas policiales para frenar la delincuencia” – manifestó.
Al día siguiente, en respuesta a la marcha y en lo que parecía un importante operativo, el jefe policial sacó de un hogar, ante la mirada de las familias vecinas, al “nutria” y lo subió en el móvil. Y cuando lo ingresó a la seccional, le quitó la esposa y se dispuso a conversar: “cortala… eran solamente unos robos, nadie te habló de usar arma ni de disparar a nadie” – le cuestionó al delincuente. Nutria lo miró, le pidió disculpas y terminó por ser liberado. “Anoche detuvimos a un joven con antecedentes pero por falta de pruebas, fue puesto en libertad por el juzgado de turno” – informó el empleado provincial, a la mañana siguiente, a los comunicadores.
Llegaron las elecciones y, a la manera de indignación por los hechos delictivos ocurridos, la mayoría de la población votó en contra del gobierno que iba por su relección y buscó el cambio dando la oportunidad al opositor. El ganador celebró la victoria con mucho ruido incluso teniendo entre sus celebrantes a Nutria que aplaudía junto a sus amigos. Y por último, a los cuatro días, el candidato electo entregó al comisario una importante suma de dinero en honorarios por el servicio prestado; quién además repartió una parte a Nutria.

Fuente: Publicado en La Posta Hoy

Comentar