Seguinos en Facebook Instagram Twitter

Advierten fuertes aumentos en los seguros

En algunos casos los incrementos pueden llegar al 50%. Especialistas explican las razones y qué considerar antes de cambiar de compañía.

Foto: Tom Wang

Foto: Tom Wang

os automovilistas santafesinos iniciaron el 2021 con una fuerte suba de las patentes que en algunos casos alcanzaron el 115% a raíz de la actualización de la base imponible utilizada por la Afip. Cuando todavía no se había digerido ese aumento, se encontraron con otro sacudón: la boleta del seguro también llegó recargada, en algunos casos con subas de hasta el 50%.

A una joven dueña de un Peugeot 208 Allure Toucsreen modelo 2013 que hasta diciembre pagaba $3.900 por un todo riesgo, le llegó un cupón de pago para febrero de $6.400. El titular de un Chevrolet Onix LT 2015 que abonaba $3.200 por un tercero completo, ahora debe desembolsar cerca de $5.300. Se trata de dos ejemplos al azar de vehículos asegurados con distintas compañías, pero que dan cuenta de una importante variación en los valores.

Consultado al respecto, Mario Salazar, vicepresidente de la Asociación de Productores y Asesores de Seguros (Apas) de Rosario, aclaró que en realidad lo que subió mucho no es el seguro, sino el costo de los autos. “La gente no percibe cuánto subió el valor de su vehículo en este último tiempo, pero sí se sorprende cuando llega el seguro, cuyo monto está directamente relacionado”, dijo.

Cabe resaltar que el costo del seguro automotor cuenta con dos componentes. Por un lado está hay un factor fijo, que tiene que ver con la responsabilidad civil por los daños que podrían generarse a un tercero. Este valor es igual para todos, ya sea que se cuente con un vehículo último modelo de alta gama, como con uno de industria nacional con algunos años. Después está la tasa asociada a cada vehículo.

Además de cada coche, lo que subieron mucho fueron los precios de los repuestos, en su gran mayoría importados y atados a un dólar que tuvo un salto exponencial durante 2020. “Reparar un vehículo todo riesgo hoy puede costar más del doble que un año atrás por los insumos dolarizados y porque también subió mucho la mano de obra”, expresó Salazar. Roberto Saba, titular de la Asociación Argentina de Productores Asesores de Seguros (AAPAS) coincidió en el análisis.

“Hoy es muy fácil llegar a la destrucción total por la dificultad de conseguir repuestos, no sólo de autos de alta gama. Algunos de gama media también tienen piezas carísimas que están entrando poco”, graficó.

De allí que en algunos casos se demore hasta dos meses en hacer una reparación. Pero volviendo al tema costos, este contexto lleva a que dos autos de características y valores similares, pero distinta marca, no necesariamente paguen el mismo seguro. Es más, hoy puede haber una diferencia importante entre uno y otro.

Pero eso no es todo, sino que incluso por el mismo vehículo e idéntica cobertura se pueden pagar sumas muy distintas si se elige por una u otra compañía. “Hay aseguradoras que venían con precios por debajo de la media del mercado, ya que en un país con tanta devaluación como este, buscaban hacer grandes volúmenes de caja y compensar las pérdidas con negocios financieros. Pero ahora algunas decidieron terminar con eso, y entonces los incrementos que aplicaron superaron la media”, manifestó Salazar.

Aclaró que otros casos en los que se registraron importantes saltos pueden explicarse por el fin de ciertas promociones, o de las bonificaciones aplicadas durante la cuarentena estricta, cuando algunas compañías hicieron descuentos porque sus clientes tenían el auto inmovilizado. Esto fue posible gracias a que las aseguradoras tuvieron grandes ahorros, al reducirse drásticamente la cantidad de siniestros.

“Así fue como la gente paso en pleno invierno tuvo un veranito económico en el seguro. Pero esto se terminó cuando los autos volvieron a circular, y después con las sucesivas devaluaciones y aumentos en los coches, llegó el ajuste en el seguro”, expresó. No obstante reiteró que la variación de este último ítem estuvo a tono con la evolución del precio de los vehículos, y puso el caso de un Jeep Renegade 1.8 Sport Plus modelo 2017. El año pasado estaba asegurado en una suma de $1.055.250 y abonaba por un todo riesgo con franquicia de $15 mil un total semestral de $38.715. La misma póliza hoy cubre una suma de $1.800.750, con una franquicia de $18 mil a cambio de un costo semestral de $48.782. “Mientras las sumas aseguradas aumentaron un 80%, las cuotas subieron un 26%”, apuntó.

¿Qué considerar antes de cambiar de aseguradora? Ante los bruscos aumentos, hay quienes están pesando en cambiar de compañía. Antes de hacerlo, los especialistas recomiendan averiguar con quienes ya son clientes la solvencia de la compañía y la rapidez de respuesta. "No son pocos los que por querer ahorrar unos pesos, cuando sufren un siniestro después tienen un dolor de cabeza al no encontrar ninguna respuesta del otro lado", advierten.

Fuente: www.rosario3.com/ecos365

Noticias Relacionadas

Comentar

Archivo de Noticias