Seguinos en Facebook Instagram Twitter
Muy Nublado Muy Nublado13 °C

Cultura

Mariano Rodríguez vuelve a Fighiera con una nueva historia que contar.

Presentará su nueva novela.

Presentará su nueva novela.

Se trata de su última novela “Otra noche para soñar”, también inspirada en hechos reales.

libromariano

El próximo sábado 18 de mayo, desde las 19 hs. el joven periodista y escritor presentará su nueva obra en la sede del Polideportivo Comunal.
“Otra noches para soñar” se ubica dentro del género novela romántica con orientación histórica. El autor tomó como eje histórico central el terremoto de San Juan de 1944, la mayor tragedia natural que haya vivido nuestro país, hecho que dejó miles de víctimas fatales y devastó casi por completo a la capital provincial.

Con una escritura simple y atractiva, lo que hace que su comprensión sea sencilla y al mismo tiempo atrapante, Rodríguez, vuelve a someter al lector a elucubrar distintas hipótesis del desenlace de la novela, que envuelve una profunda historia de amor, protagonizada por Adriano Romani y Justina.
Con ésta novela, el autor nacido en la ciudad de Rosario, pero quien residió en Villa Constitución hasta las 24 años, ya que luego se radicó en Capital Federal, donde vive desde hace casi 15 años, pretende seguir posicionándose en el género, ganando de a poco su propio lugar en la novela romántica histórica Argentina.

Su primera historia “Más allá de todo” se basó en hechos reales que conmocionaron a toda Argentina en el año 1985, cuando el pueblo de Epecuén fue literalmente devorado por el agua del lago. Allí el autor supo recrear las distintas etapas en la vida de León y Serena, quienes nacieron en el pueblo y se enamoraron perdidamente, hasta que la inundación que azotó a Epecuén, los separó. Mientras que con “Inadmisible”, su segundo libro, también basado en hechos reales, afrontó un tema por demás de polémico como lo fue la llegada de los nazis e incluso el propio Adolf Hitler al país, tras la caída del tercer Reich en Berlín en el año 1945, contraponiéndose a lo que cuenta la historia oficial, que indica que el Führer y su mujer Eva Braun, se suicidaron en su bunker, tras la llegada del ejército rojo.

Mariano Rodríguez, dialogó con Extremo Diario, y contó detalles acerca de lo que significó para él, todo el proceso de escritura de esta nueva trama.

- Tenemos entendido que la presentación del sábado, será la primera en la provincia de Santa Fe de tu nuevo libro ¿Por qué elegiste a Fighiera?
M.R.: Es cierto. Desde que conocí este lugar, hace ya varios años, en aquel entonces, venía muy seguido a Fighiera porque animaba y conducía fiestas y eventos sociales, eso me llevó a encariñarme con el pueblo y también con su gente. Por eso quise que éste sea el escenario de la primera presentación en esta provincia, que es la provincia donde nací. Ese sentimiento se fue amplificando cuando fui conociendo mucha gente de esta localidad, que me brindó su amistad, su confianza y que incluso al día de hoy me permite, más allá del paso del tiempo y la distancia, seguir manteniendo un gran vínculo de afecto y cariño.

- Para que tu tercera novela se edite y sea ya una realidad, ¿Por qué etapas debió pasar primero?
M.R.: En el género en que yo escribo, debo tratar de respetar lo mayormente posible la veracidad de los hechos históricos que tomo como ejes para la trama, por ello al menos en mi caso, los procesos de escritura siempre terminan siendo muy intensos, y con esta novela no fue la excepción. Todo el trabajo de investigación previa, más la escritura de su desarrollo me demandó de varios meses, muchas horas en vela, y tiempo extra que tenía que hacerme como podía. Pasé por una etapa de recopilación de información primero, consultando distintas fuentes y documentos de la época, lo que no fue simple ya que el terremoto en San Juan, ocurrió en 1944, por aquel entonces ni la información, ni las fotos, eran tan accesibles como lo son ahora. Incluso entablé diálogos con varios periodistas e historiadores de esa provincia, además de Capital Federal, ya que la primera parte de la trama transcurre en la Buenos Aires de principios del siglo XX. Primero me aseguré de que lo que iba a contar en el libro estuviese muy bien sustentado, para después sí poder ir delineando la historia de amor que se produce entre los personajes centrales de la trama. La totalidad del proceso, entre la escritura, corrección, maquetado y posterior impresión requirió de todo un año.

La portada de la novela muestra un gran viñedo y la fachada del edificio Kavanagh, ¿Cómo se relacionan entre sí?
M.R.: Bueno, eso es algo que el lector deberá descubrir con la lectura de la historia, pero de todas formas es simple. El viñedo pertenece a la zona de Caucete, en San Juan, una zona muy apta para el cultivo de la vid, y es importante este escenario porque el protagonista masculino y su familia, residen allí y explotan un viñedo. Por el lado del imponente Kavanagh, edificio que llegó a ser el más alto de Sudamérica en su momento y que era considerado como el portal de ingreso a la ciudad de Buenos Aires, puedo adelantar que está muy presente en la historia, ya que a través del relato irán conociendo detalles históricos de este emblemático rascacielos, como así también otros lugares que hoy son íconos de la arquitectura porteña, como el Obelisco, el café del Molino, ubicado frente al Congreso, entre otros…
De todas formas el contenido de la trama es muy sorprendente por donde se lo mire, garantizando que la historia de amor recreada en aquellos años, que es en definitiva lo más importante, pueda llegar al lector generándole grandes sensaciones, e incluso estoy seguro manteniéndolo en vilo hasta la última página.

- La primera vez que viniste a Fighiera, lo hiciste con tu primer libro, hoy ya vas por el tercero ¿Te sentís más preparado y más seguro de tus escritos que entonces?
M.R.: Francamente creo que las repercusiones que han ido teniendo cada uno de las novelas, fueron creciendo y hasta han superado mis expectativas. Por aquel entonces ya era un sueño para mí haber llegado a editar mi primera novela, pero las ganas y las buenas críticas que recibió “Más allá de todo”, hicieron que me siga entusiasmando y al mismo tiempo que quiero seguir aprendiendo y subiendo el nivel de mis novelas. Uno va aprendiendo todo el tiempo. Es cierto que hoy me siento mucho más seguro de mí mismo en el plano de las letras, pero también por aquel entonces confiaba en esa historia, porque me había gustado mucho a mí al escribirla y eso fue lo que me impulsó a avanzar hasta convertirla en realidad. Si no me hubiese gustado seguramente hubiese terminado durmiendo en un cajón. La escribí con mucha pasión, sentimiento, respeto y sobre todo mucha responsabilidad y creo eso se notó. Había un gran compromiso antes con el lector y sobre todo conmigo mismo, como lo sigue habiendo ahora.

- ¿Por dónde te llevará esta nueva novela?
M.R.: Tuve la suerte de que mis anteriores libros hayan llegado a varios lugares del interior del país, como por ejemplo: la provincia de Santa Fe, Buenos Aires, Capital Federal y hasta La Patagonia, ya que a comienzos de este año, tuve la fortuna de presentarlos en la Ciudad de Esquel, en la Provincia de Chubut. Pero con “Otra noche para soñar”, no solo quisiera repetir todos estos lugares sino también incorporar la Provincia de San Juan, que me parece al estar sustentada allí parte de la trama, debería ser expuesta en esa región. Ya estoy en tratativas con referentes del área de Cultura tanto de la Ciudad de San Juan, como así también de la provincia, espero podamos llegar a buen puerto.

- Por último ¿Cuál es tu meta a futuro, te ves viviendo del fruto de tus libros?
M.R.: Lo he imaginado muchas veces, y creo que sería muy lindo, pero sé que muy difícil poder alcanzar todo lo que pretendo o a lo que aspiro, uno siempre desea que las historias que escribí puedan gustar y llegar a la mayor cantidad de lectores del país y porque no del mundo, pero el camino es complejo. Sería aún muy prematuro pensar en eso ya mismo, soy consciente que a pesar de haber editado ya tres libros, estoy dando los primeros pasos en la escritura y que como todo en la vida, esto también debe madurar. Uno nunca termina de aprender ni de superarse, al menos ese es mi principal objetivo hoy, y sobre todo disfrutar de todo lo lindo que me está pasando. Las buenas repercusiones de las novelas, la empatía con el público y también destaco la estrecha relación que se ha generado con muchas escritoras del mismo género, con quienes he compartido últimamente varios eventos literarios. Hay un gran respeto y también admiración y eso me parece fundamental, no solo en la literatura, sino en todos los aspectos de la vida. Me pasa seguido que a la mayoría de eventos que asisto, soy el único hombre o uno de los pocos, esto responde a que creo hay una especie de prejuicio instalado de que los hombres no leemos novelas o no podemos escribir romántico, y ese es al menos para mí también un gran desafío.
Allí te contesté ambas preguntas, en concreto, el objetivo es seguir creciendo y que el futuro me sorprenda.

Comentar